Año 3 No. 3 y 4 Febrero - Junio de 2009

La racionalidad de lo ficticio ¿Una posibilidad?


Germán Sarasty M. & Pamela Natalia Zamora G.

ISSN papel: 1909-6704
ISSN virtual: 2500-610X




Podemos encontrar una clara simbiosis entre Filosofía y Literatura, pues aunque ambas usan los mismos recursos para su expresión, como lo es el lenguaje, la una tiene pretensiones de racionalismo, y la otra de trabajo exclusivo de la  imaginación  más  fértil,  pero  al  parecer,  esa  tajante  diferenciación,  no  es tan categórica, si nos remitimos a nuestras raíces griegas en donde el mito se entrecruza con el logos, y no sabemos establecer si es realidad o ficción, lo expuesto por los grandes escritores de tragedias que aún nos conmueven, como lo hicieron con sus contemporáneos.

Por ello y al considerarlas ambas, Filosofía y Literatura, dignas exponentes del quehacer humano y como instrumentos de reflexión que posibilitan un acercamiento común que ha sido válido desde la antigüedad; al intentar demarcar o establecer fronteras entre ellas, encontramos que aunque supuestamente tiene la primera la intención de buscar la verdad y su tarea es el conocimiento, y aspirando la otra a representar, crear y plasmar formas, figuras, imágenes y relacionarlas temporalmente, recreando lo rescatable de las vivencias humanas, (casi a la manera de un demiurgo creador de otros mundos) y posibilitando así lo inverosímil, las fronteras parecen desdibujarse cuando encontramos como en Voltaire, los cuentos filosóficos, o en Dostoyevski las angustias existenciales de sus protagonistas o más actual las posiciones filosóficas de Milan Kundera, como las encontradas en “La insoportable levedad del ser”.

Sirve de preámbulo lo anterior para dilucidar y esclarecer la aparente dicotomía entre Filosofía y Literatura, entre la realidad y la ficción, de cuyas manifestaciones hemos convocado a estudiosos exponentes de esas temáticas, para la realización del “XIII Foro de Filosofía y Literatura”. Tanto estudiantes como profesores expondrán y debatirán, no sólo temas filosóficos como solía ocurrir, sino que está vez también la Literatura estará presente. Las ponencias abordarán los planteamientos filosóficos y las visiones literarias desde diferentes enfoques, pues se podrán escuchar los ecos de Borges, Alejandra Pizarnik, Sartre, Boris Vian, Dostoyevski, Joseph Conrad, Gómez Jattin y Virginia Woolf, entre otros y se percibirán las huellas de Foucault, Hegel, Deleuze, Rawls, Mill, Leibniz, Locke, Tomás de Aquino, Koyré, y seguramente de algunos más.

La Filosofía más que una construcción retórica bien argumentada, debe ser una creación, pues la palabra tiene la virtud de hacerse existente en tanto es pronunciada o escrita, así, crea mundos posibles y difunde pensamientos manifestados de manera científica, analítica, histórica, o filosófica. Por eso y como la sola especulación resulta improductiva, a más de poco pertinente en los momentos actuales en donde todos debemos contribuir a esclarecer desde diferentes perspectivas, el oscuro panorama en el cual estamos inmersos, hemos propuesto la realización de un panel de expertos, los cuales desde sus posiciones tratarán de elaborar respuesta al gran interrogante que nos plantea el devenir, ¿para qué filosofía en épocas de crisis?

Esta inquietud no sólo tiene cariz académico, sino que se busca, de ser posible una respuesta pragmática, pues por algo se ha esperado que sean los filósofos con su mente clara quienes nos señalen un horizonte que nos permita recobrar la ruta perdida, es este momento casi cataléptico donde medio ambiente, economía y política, al parecer se confabularon para jalar de las orejas a la humanidad entera; para discutir, poner en tela de juicio, y dar un giro de 180 grados a pensamientos y acciones, quizás la filosofía sea la salida…

De otro lado, en ese ir haciendo senda en su recorrida vital, el hombre se ve y se verá siempre constreñido en la búsqueda de la verdad o más bien de la ilusión, o al menos de una utopía a la cual aferrarse y que le permita siquiera soñar para poder continuar viviendo. Vemos como el mundo es sólo de apariencias y de confusiones, pues cuando creemos encontrar la verdad y tratamos de aferrarnos a ella, aparecen las primeras dudas y luego poco a poco las ingratas certezas, fuente de todo el infortunio y que nos lleva cada vez más a un escepticismo que nos conduce a dudar al mejor estilo de Descartes, de nuestra más cercana realidad y hasta de nosotros mismos.

Esperamos que este foro sea la oportunidad para divulgar y argumentar cualquier verdad posible, sea desde la propuesta fenomenológica Hegeliana, desde el afuera Foucaultiano o desde la artística forma de las palabras si se quiere que las ideas toman sentido, y las palabras vuelan de cabeza en cabeza dejando uno que otra duda que tomará fuerza y se unirá a otra idea, o que por el contrario derrumbara prejuicios e ideas preconcebidas.

Sea cual sea la respuesta que más se acomode a lo que se siente o se tiene en la cabeza, este espacio está abierto para que pueda cuestionarse, y al menos hacerse a una idea de que la Filosofía tanto como la Literatura hacen parte de su vida desde que nació sin que quizás se haya percatado de ello. Además, si consideramos que el ser humano es un microcosmos con sus pensamientos, deseos, motivaciones, frustraciones, anhelos, etc., que lo mantienen en pulsión permanente, y se agregan los sentimientos, afectos y desafectos de las demás personas que constituyen su entorno y así lo van condicionando, esto hace que su vivencia además de compleja se torne tensionante en la convivencia. Por ello Sartre en su papel de escritor de obras de teatro, nos hace un análisis filosófico para expresarnos desde su obra “A puerta cerrada”, “el infierno son los otros”.